Emergencias dentales más frecuentes

Emergencias dentales más frecuentes

En cualquier momento como paciente se nos puede presentar una emergencia que requiera una rápida atención, el motivo de una urgencia por excelencia en el consultorio del dentista suele ser el del dolor dental, que puede ser o de origen desconocido o a causa de una patología como la caries o enfermedad periodontal.
La solución para tratar una urgencia sería atacar la causa, si estas en casa las molestias puedes tratarlas con analgésicos y/o antiinflamatorios, evitar alimentos muy fríos o muy calientes. En la clínica Iglesias y Piñón, una vez que hagamos un correcto diagnóstico, se trataran de forma adecuada.

 

 Otra urgencia sería la fractura dental que puede ser producida tras un impacto por un golpe, caída, accidente o simplemente comer algo duro. Según a que nivel se rompa, tendrá más consecuencias como por ejemplo el compromiso del nervio, lo que llevaría a tener que realizar un tratamiento de endodoncia, por lo que es importantísimo acudir al dentista cuanto antes, para evitar problemas mayores y en casa aplicar compresas frías en la zona del impacto.
Podemos hablar de otra urgencia muy común como la de los abscesos dentales, son de origen infeccioso, las bacterias penetran en la zona interna del nervio y esto da lugar a una fístula en la encía por acumuló de pus. Esta emergencia tiene que ser tratada con antibióticos y solucionar la causa que la ha provocado. En casa Podemos ir haciendo enjuagues de agua tibia con sal.

 

El morderse la lengua o los labios es otra urgencia que puede producirse de diferentes formas, practicando deporte, comiendo y esto produce un sangrado excesivo y puede asustar a los pacientes. Se debe hacer presión con una gasa en la zona de la herida y si esta no se detiene, debemos acudir porque puede que requiera algún punto de sutura. Recomendamos practicar deportes de alto contacto con protectores bucales para evitar incidentes.
 ¿Y si perdemos un diente por completo por un golpe fuerte?. Lo primero, debes mantener la calma, actuar rápido y esto quiere decir cuanto antes ir al dentista para reimplantar el diente. Debes detener el sangrado aplicando presión con una gasa sobre la zona de la herida, no intentar reimplantarlo tú, no frotar la pieza con nada solo retirar los restos debajo del agua, trasladarlo en tu propia boca o en un vaso de leche.

 

Una urgencia muy común pero no tan alarmante, es una corona descementada, una pieza suelta o rota de una prótesis de poner y de quitar. Primero es evitar tragarlas y valorar si pueden ser recomendadas o añadidas de nuevo a la prótesis.

 

Es importante acudir de forma periódica a nuestro dentista, para llevar correctos controles del estado bucodental y detectar a tiempo cualquier tipo de complicación que se pueda desarrollar. Te esperamos en Iglesias y Piñón para hacer tu diagnóstico y revisión adecuada.
.

Publicar un Comentario